Según un nuevo estudio

Los coches eléctricos no interfieren el funcionamiento de los marcapasos

Un experimento confirma que las señales electromagnéticas que emiten estos vehículos no suponen un riesgo para las personas que llevan implantes cardíacos

Vicente Fernández - 14/11/2017

Los coches eléctricos no interfieren el funcionamiento de los marcapasos

Un reciente estudio publicado en febrero de este año en Circulation, la revista de la Asociación Americana del Corazón, puso de manifiesto que el funcionamiento de diversos aparatos eléctricos, entre ellos los electrodomésticos típicos de cualquier hogar, podían interferir en el correcto funcionamiento de los marcapasos y otros tipos de implantes cardíacos que llevan algunas personas. Aunque es conveniente recalcar también que el propio estudio reconocía que ese riesgo era muy bajo, si se usaba la configuración recomendada por los fabricantes del dispositivo.

Pese a dicha aclaración, el estudio ha provocado cierto alarmismo, y ha hecho que muchas personas vuelvan a preguntarse si los coches eléctricos también pueden alterar, cuando están recargando, el funcionamiento de los implantes cardíacos. Y la respuesta, según los resultados de un nuevo estudio realizado por especialistas del Wright State University's Boonshoft School of Medicine, de Ohio, es que parece ser que no hay peligro alguno.

Los investigadores realizaron un experimento con voluntarios de ambos sexos, y con edades comprendidas entre los 40 y los 70 años, todos ellos portadores de diversos tipos de dispositivos cardíacos. Esas personas fueron colocadas en los diversos asientos de un coche eléctrico mientras recargaba sus baterías, y mientras estaba circulando, y el resultado fue que las señales electromagnéticas producidas por el vehículo eran demasiado bajas como para interferir en el funcionamiento de dichos implantes. La posible interacción eléctrica y magnética se midió desde seis puntos diferentes del coche, y a diferentes velocidades, y el resultado en todos los casos fue, como ya hemos dicho, negativo.

Hay que decir que no es el primer experimento que arroja resultados similares. Ya en 2013, otro estudio realizado por investigadores de la Cínica Mayo, también concluyó que los coches eléctricos no suponen ningún riesgo para las personas que usan marcapasos. 

También conviene especificar que los resultados del nuevo estudio del que hablamos han sido anunciados a modo de avance, pero aún no han sido publicados para su revisión.


Comentarios

Publicidad
Síguenos también en...