VERANO PARANORMAL

La hormona que ve caras

Quo - 21/07/2009

Susan Boyle en una magdalena
Aquí se aprecia claramente el rostro de Susan Boyle en una magdalena.

Bastan dos puntos y una raya curva para que en un smiley reconozcamos un rostro. Tenemos un √°rea del cerebro b√°sicamente dedicada a su identificaci√≥n (el √°rea de caras del giro fusiforme, en el l√≥bulo temporal). Si se da√Īa, perdemos espec√≠ficamente la capacidad de reconocer rostros, lo que se conoce como prosopagnosia. Verlas en las sombras de la Luna o las manchas de una tostada se llama en psicolog√≠a pareidolia. Otro asunto, o el mismo, son las ‚Äúteleplastias‚ÄĚ, o formas de santos, demonios y v√≠rgenes que la gente dice ver.

Una investigaci√≥n reciente llevada a cabo por el neur√≥logo Peter Brugger, del University Hospital, en Zurich, muestra que la qu√≠mica cerebral tiene mucho que ver en esto. Reuni√≥ a un grupo de esc√©pti¬≠cos y otro de ‚Äúcreyentes‚ÄĚ y les pidi√≥ que dis¬≠tinguieran rostros reales frente a rostros ficticios que se mostraban en
un or¬≠denador. Los creyentes acertaron mucho me¬≠nos, y lo hicieron peor aun despu√©s de suministrarles dopamina. Seg√ļn Brugger: ‚ÄúLa hormona increment√≥ la tendencia a ver patrones (y rostros) donde no los hab√≠a‚ÄĚ.


Top B√©lmez. De las caras de B√©lmez se conoce hasta el grosor del pincel que usaban para pintarlas. Las fotos de las ‚Äúteleplastias‚ÄĚ, como la de la izquierda, se vend√≠an a 15 pesetas de la √©poca (1971).

















Una m√©dium con solera Eusapia Palladino falleci√≥ en 1818. Dicen sus fieles que es su rostro el que apareci√≥ en la placa de Petri de un laboratorio 90 a√Īos despu√©s de su muerte.



Comentarios

Publicidad
Síguenos también en...