INMUNOLOGÍA

Evidencia científica de que la fatiga crónica es una enfermedad real

Analizan las claves del sistema inmune y descubren señales propias en quienes padecen esta dolencia

Juan Scaliter - 08/11/2016

Evidencia científica de que la fatiga crónica es una enfermedad real
En total se han detectado 51 biomarcados característicos de quienes padecen ME. Crédito imagen: Geralt

Solo en España la sufren 50.000 personas. En el mundo, en total hay más de 17 millones de personas que la padecen y es 4 veces más común entre mujeres que entre hombres. Se trata del Síndrome de fatiga crónica o  encefalopatía miálgica (ME por sus siglas en inglés), una dolencia que provoca fatiga extrema, dolor en las articulaciones y en la cabeza, problemas de memoria y se desarrolla entre los 20 y los 40 años. Pero hasta ahora, debido a la falta de pruebas, era considerada por muchos como un desorden psicológico.
Los síntomas pueden ser tan graves que algo tan cotidiano como lavarse los dientes se convierta en una tarea titánica.

Un nuevo estudio, realizado por expertos del Centro de Infecciones e Inmunología de la Universidad de Columbia, ha encontrado por primera vez evidencias de que se trata de una enfermedad biológica. En concreto el equipo, liderado por Mady Hornig, ha hallado 51 biomarcadores en el sistema inmune específicos de personas con ME.

Hornig analizó el sistema inmune de 298 paciente que convivían con ME desde hacía al menos 3 años y los comparó con un grupo de control, 348 individuos sanos de ambos géneros y diferentes edades. Los pacientes diagnosticados con encefalopatía miálgica mostraron en los estudios un aumentos de unas moléculas que regulan las respuestas inmunes, las cotiquinas y en particular de la interferon gamma, que ya había sido vinculada previamente con aquellas personas que experimentan fatiga después de sufrir una gripe u otra infección viral.

“Ahora tenemos evidencias que confirman lo que millones de personas sabían – señala Hornig en un comunicado –: el ME no es psicológico. Nuestros resultados acelerarán el proceso de diagnóstico y permitirán crear nuestras estrategias para su tratamiento”. El estudio ha sido publicado en Science Advances.


Comentarios

Publicidad
Síguenos también en...