Un experimento muy controvertido

Infectan a un grupo de voluntarios con un parásito, sin garantía de cura

A cambio han recibido mil euros por participar en el experimento

Vicente fernández - 26/02/2018

Infectan a un grupo de voluntarios con un parásito, sin garantía de cura

El Centro Médico de la Universidad de Leiden está realizando un experimento que ha levantado bastante polémica. Diecisiete voluntarios han sido infectados con un parásito llamado Schistosoma mansoni, causante una enfermedad conocida como esquistosomiasis, la cual afecta  a unos setecientos millones de personas en todo el mundo, la mayoría de ellas en regiones en las que no hay acceso fácil a agua potable.

El parásito penetra en el organismo al beber agua no potabilizada. En muchos casos la infección es asintomática, pero el principal problema son los huevos que ponen las hembras, que pueden quedar retenidos en el hígado o en los riñones, y causar graves lesiones en el sistema nervioso central, y a veces incluso la muerte.

El experimento en cuestión tiene como objetivo estudiar mejor el ciclo de vida del schistosoma para poder desarrolla una vacuna. Los voluntarios han sido infectados con ejemplares macho, con lo cual no existe riego de que haya huevos en su organismo. El problema es que no existe ningún método que garantice que sus organismos van a quedar libres de su presencia una vez que haya finalizado el experimento.

Todos ellos recibirán un fármaco llamado prazinquantel, el único medicamente que resulta mas o menos efectivo, aunque no existe garantía al cien por cien de que  su organismo vaya a quedar limpio. A cambio de este riesgo, cada uno de los voluntarios ha recibido mil euros por participar en la prueba.



Ver más