Un español se propone conquistar el Polo Sur en bicicleta

Duelo de bicis para lograr ser el primer ser humano que llega al Polo Sur pedaleando 

Aurora Ferrer // @auroraferrer - 23/12/2013

Un español se propone conquistar el Polo Sur en bicicleta

¿Qué hacen un asturiano, una británica y un estadounidense en la Antártida? En estos momentos, conquistar el Polo Sur 'a pedales'. Estos tres intrépidos aventureros se han propuesto viajar en bicicleta hasta el continente antártico con el fin de ganar la contienda y ser el primer ser humano que llega pedaleando.

Entre los tres osados participantes se encuentra un español, el asturiano Juan Menéndez Granados (también conocido en la Red como Juan sin Miedo), nuevo pretendiente del límite austral sobre dos ruedas. Se enfrentan a él en el reto la británica Maria Leijerstam y el estadounidense Daniel Burton. 

La expedición comenzó el pasado 18 de diciembre y tiene previsto finalizar el próximo 7 de enero de 2014. Para viajar por los 800 km de la prueba cada uno ha elegido un tipo de bicicleta. María Leijerstam, quien ya ha participado en la Siberian Black Ice Race en Siberia, ha optado por un triciclo fabricado por el constructor inglés de triciclos reclinados IceTrikes. Según la británica, este modelo con tres ruedas muy gruesas (tiene unas llantas de 11 cm de ancho), le proporciona estabilidad y una mejor tracción. Por su parte, los hombres han decidido llevar a cabo esta aventura en bicicletas conocidas como Fat Bike.

Según declaraba Juan recientemente para la agencia EFE: "Hay mucha nieve y, como no podía ser de otra manera, el omnipresente viento antártico, siempre en contra, aún complica más las cosas. Sin duda, lo peor es el viento porque incrementa la sensación de frío y, si sopla con fuerza, no te permite ver más allá de 50 o 100 metros. En este inicio de expedición, las rachas están llegando a 70 km/h. La temperatura es de -20ºC, pero la ventisca hace que parezcan -30ºC”.

Mientras nosotros disfrutamos de la cena de Navidad estos osados aventureros afrontan vientos de más de 70 km/h y temperaturas de -20º mientras sortean las peligrosas grietas de hielo del suelo antártico. Todo por un sueño: ser el primero en la historia que conquista la Antártida en un vehículo impulsado por fuerza humana

 

Comentarios

Publicidad