NATURALEZA INCREÍBLE

La brutal imagen de una mantis cazando un colibrí

No se conforman con comerse a pequeños bichos, arañas o incluso ranas. Ahora estos insectos carnívoros añaden con éxito otra especie a su menú.

Alberto Pascual | @albertopascualg - 05/07/2017

La brutal imagen de una mantis cazando un  colibrí
Facebook: Tom Vaughan (4 de junio de 2017)

La disparatada idea de que las mantis religiosas comen cada vez más pájaros pequeños, sobre todo colibríes, no atiende a unos pocos casos repartidos por el mundo, sino una tendencia en auge que han llegado a documentar un grupo de zoólogos de Estados Unidos y que no parece ser fruto de la casualidad. Si bien, la dieta de estos insectos carnívoros se centra en la caza de artrópodos, como insectos o arañas, o muy de vez en cuando vertebrados como ranas, lagartos, salamandras o serpientes; resulta, cuanto menos, chocante que ahora hayan centrado su atención en estas pequeñas aves.

Para ello, los investigadores de este estudio se nutrieron de todos los casos documentados en los que este animal había atacado deliberadamente a un pájaro para comérselo. Encontraron que 12 especies y 9 géneros de mantis habían atacado a pequeños pájaros de la naturaleza. Un comportamiento alimentario que se ha dado en 13 países diferentes y en todos los continentes, exceptuando la Antártida. La diversidad de víctimas es también remarcable, ya que existen ataques documentados a 24 especies de aves de 14 familias. Para el líder de la investigación, el zoólogo Martin Nyffeler (Universidad de Basel): “Esta situación está tan extendida que es un descubrimiento espectacular”.

Los investigadores sacaron estas conclusiones tras estudiar detenidamente 147 casos por todo el mundo, de los cuales, el 70% pertenecía a Estados Unidos. Es aquí, donde las mantis religiosas atacan de forma brutal a los colibríes mientras están en los comederos, siendo el pájaro que más veces ha sido cazado por estos insectos, sobre todo el conocido como colibrí de garganta roja (Archilochus colubris).

Y, ¿a qué se debe el gran número de mantis por tierras norteamericanas? La razón reside en el intento, hace décadas, de usarlas como control biológico de plagas nocivas para los campos, pero en lugar de eso ahora se han convertido en una temeridad para los pájaros en los comederos. Una razón de más para pensárselo dos veces si vuelven a plantearse la idea de repetir la experiencia de nuevo en el país.   

Fuente: ScienceDaily


Comentarios

Publicidad