ACTUALIDAD

Fallece asfixiado por su propia mascota: una pitón de 2 metros y medio

Ocurrió el pasado mes de agosto, pero la noticia la conocimos a finales de enero. Se trata de una pitón africana que había crecido junto al joven de 31 años desde que era un adolescente.

Alberto Pascual | @albertopascualg - 25/01/2018

Fallece asfixiado por su propia mascota: una pitón de 2 metros y medio
Fuente: Redes Sociales

Daniel Brandon acabó muriendo ahogado por quien creía su fiel compañera de piso: una pitón africana de 2 metros y medio llamada Tiny a la que consideraba su “pequeña” (a la izquierda en la imagen). Este ha sido el resultado de una investigación realizada por el coronel Andrew Bradley, quien asegura “que no hay duda de que fue el contacto con el animal” lo que hizo que falleciera asfixiado el pasado 25 de agosto.

El gusto de Brandon por este tipo de animales no era nada nuevo. Llevaba 16 años cuidando de esta pitón, pero junto a ella había otras 9 serpientes, 12 tarántulas y otros tantos animales exóticos. Para él, era de lo más normal compartir su habitación con todos ellos y a pesar de que algunas de las serpientes habían mostrado su fuerza, él siempre había sabido mostrar quién mandaba en la casa, por lo que Brandon nunca sintió miedo de ellas.

El día en el que ocurrió el fatídico caso, la madre del joven escuchó un ruido sordo de algo cayendo contra el suelo, pero nunca imaginó que fuese su hijo tras ser estrangulado por la serpiente. De hecho, cuando llegó a la habitación minutos más tarde, el joven estaba ya muerto sobre la habitación y la pitón se encontraba escondida bajo un armario.

A pesar de que ya se ha confirmado de que fue el animal quien cometió el “asesinato”, existen detalles que no cuadran, como por qué no mostró ningún tipo de resistencia (no existían señales de lucha) o por qué no gritó al comprobar que algo no iba bien poco antes de perder la consciencia al ser asfixiado por la pitón.

¿Qué tipo de serpiente es?

La pitón de Seba es la más grande de África llegando a medir algunos de estos ejemplares unos 7 metros y un peso de 90 kg. No son venenosas, pero tienen una gran fuerza para acabar con sus presas mediante asfixia justo antes de engullirlas enteras de una vez. Entre ellas, monos, antílopes, jabalíes o incluso cocodrilos, pero rara vez se había registrado una muerte como la del joven Brandon.

Fuente: BBC



Ver más