Polémica

La dieta vegetal podría no ser tan buena para el medioambiente

Un estudio asegura que comer lechuga es tres veces peor para el cambio climático que comer bacon

Redacción Quo - 30/12/2015

La dieta vegetal podría no ser tan buena para el medioambiente

Se ha extendido la idea de que el consumo de carne es insostenible para el medioambiente, ya que se trata de una de las principales fuentes de emisión de gases invernadero. Si esto es cierto, la solución parece (en teoría) fácil. Dejar de comer carne, o al menos reducir su consumo, y aumentar el de verduras. Pero puede ser que las cosas no resulten tan evidentes, ya que un nuevo estudio sugiere que la dieta vegetariana podría ser peor para el medioambiente que la carnívora.

Un equipo de la Carnegie Mellon University acaba de publicar los resultados de una investigación en la revista Environment Systems and Decisions, y aseguran que las dietas vegetarianas contribuyen al cambio climático en mayor medida que la omnívora. Y afirman también que las actuales directrices de los organismos que nos recomiendan consumir más verduras que carne nos están induciendo realmente a consumir de forma involuntaria muchos más recursos.

Los investigadores explican que, evidentemente, criar un cerdo o una vaca consume más recursos que cultivar lechugas. Pero, el quiz de la cuestión radica en que diez kilos de carne alimentan a muchas más personas que la misma cantidad si se trata de lechugas. Por eso, al final se necesita cultivar más vegetales (aumentando por tanto el consumo de recursos) para conseguir el mismo efecto que con menor cantidad de carne.

Teniendo en cuenta factores como el consumo hídrico o la emisión de gases invernadero, los autores de estudio han llegado a la conclusión de que comer lechuga contribuye a fomentar el cambio climático mucho más que comer un producto como el bacon. Y la cosa empeora con hortalizas como las berenjenas o el apio, que consumen más recursos por caloría que la carne de cerdo o pollo.

El estudio concluye afirmando que sustituir todo el consumo de carne por vegetales podría aumentar las emisones de gases de efecto invernadero en un 6%, el consumo de agua en un 10%, y el energético en un 38 %.

No sabemos que pensarán ustedes de todo esto. Nosotros, por si acaso, hoy nos vamos a comer un entrecot.


Comentarios

Publicidad
Síguenos en