ZOOOLOGÍA

Descubren una “paleta de colores” genética en las mariposas

Es lo que produce la variedad de diseños en sus alas

Juan Scaliter - 15/01/2016

Descubren una “paleta de colores” genética en las mariposas
Diferentes especies de Helonicus, elevatus; contigua; rosina; meriana; malleti con sus distintos diseños. Crédito imagen: Jiggins group, Cambridge.

Un nuevo estudio centrado en el genoma de las mariposas Heliconius (provenientes de la región amazónica) ha revelado que los componentes genéticos que producen diferentes manchas de color en las alas se pueden mezclar entre especies por cruce para crear nuevos modelos, como una "caja de pinturas genética".
La investigación ha demostrado que dos de los patrones de color más comunes en estás mariposas, son controlados por interruptores genéticos independientes que surgieron en especies completamente diferentes. La fusión habría ocurrido hace unos dos millones de años y provoca diseños distintos en las manchas y las rayas rojas que adornan las alas de estos insectos.

La importancia del intercambio genético en la evolución ya ha sido demostrada en diferentes casos, pero este estudio, publicado en la revista PLos Biology, es el primero en señalar que la mezcla de material genético puede producir dibujos nuevos, gracias a la combinación de genes. O mejor dicho, de los interruptores de esos genes, lo cual es más interesante aún.

Los investigadores secuenciaron el genoma de 142 mariposas de 17 especies de mariposas Heliconius y compararon los datos de ADN, centrándose en las regiones asociadas con los dos patrones de color rojo.  "Encontramos que las diferentes muestras de colores en las alas – explica el profesor Chris Jiggins, del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge y líder de la investigación – son controlados por diferentes interruptores genéticos que pueden activarse y desactivarse de forma independiente. Como estos interruptores se compartieron entre las especies consiguieron producir diferentes combinaciones”.

La clave de esta “pintura evolutiva”, como la describe Jiggins es la independencia de cada interruptor. "El gen en el que están estos interruptores es idéntico en todas estas mariposas – concluye Jiggins –. Son los interruptores los que son independientes, lo que es mucho más sutil y potente, ya que permite retoques evolutivos sin afectar partes del software genético que controla el cerebro o los ojos.”


Comentarios

Síguenos en