BIOLOGÍA ESTRUCTURAL

Una nueva técnica permite retratar un virus a nivel atómico

El nuevo proceso reduce a minutos este tipo de procedimientos y aumenta notablemente su efectividad

Juan Scaliter - 19/06/2017

Una nueva técnica permite retratar un virus a nivel atómico
Esquema del experimento: un láser de rayos X escanea el microchip cargado con los nanocristales poro a poro. Crédito imagen: Philip Roedig, DESY

En el campo de la biología estructural, los expertos examinan la estructura tridimensional de las moléculas biológicas con el fin de averiguar cómo funcionan. Este conocimiento mejora nuestra comprensión de los procesos biológicos fundamentales que tienen lugar dentro de los organismos,  por ejemplo el modo en el que las sustancias se transportan dentro y fuera de una célula. También facilita el desarrollo de nuevos fármacos., y también se puede utilizar para desarrollar nuevos fármacos.
Ahora, un equipo internacional de científicos ha utilizado por primera vez un láser de rayos X de electrones libres para “retratar” la estructura de un virus a nivel atómico. El método utilizado reduce drásticamente la cantidad de material viral requerido, al tiempo que permite que las investigaciones se lleven a cabo varias veces más rápido que anteriormente. El estudio ha sido publicado en la revista Nature Methods.
Básicamente, los científicos utilizaron un láser de rayos X sobre un microchip con nanocristales. El rayo emite unos 120 pulsos por segundo mientras escanea el chip linea por línea para registrar la imagen del objeto que se encuentra entre los poros con nanocristales. En estos poros los expertos colocaron muestras del enterovirus bovino 2 (BEV2), un virus que puede causar abortos espontáneos e infertilidad en el ganado y que es muy difícil de cristalizar para conocer su estructura.
Gracias al nuevo método, bastaron apenas 14 minutos para recoger suficiente información para determinar la estructura BEV2, algo que habitualmente demora bastantes horas. A eso se une que la cantidad utilizada era de apenas 0,23 nanolitros, muy lejos de los 3,5 nanolitros que suelen ser necesarios.
Fuente de la información: Sincotrón Electrónico Alemán, DESY.


Comentarios

Publicidad