Gimnasia erótica

Pero la posible existencia del pene no es el único misterio.

Quo - 13/06/2008

Gimnasia erótica

¿En qué postura copulaban estas criaturas? Tomando como modelo el diorama del museo asturiano, el paleontólogo Fidel Torcida asegura que: “Es una imagen muy creíble, aunque habría que modificar la postura del macho. Está demasiado recto, y así sería imposible que su cloaca, que estaría debajo de la cola, encajase con la de la hembra”. Además, algunos expertos consideran difícil que un animal de tal magnitud pudiera mantenerse erguido, porque no habría corazón que fuera capaz de bom­bear el torrente sanguíneo suficiente para man­tener activo el cerebro. Pero García Ra­mos, director del MUJA, replica a este argumento: “Eso es cierto en el caso de los dinosaurios de mayor tamaño, co­mo los diplodocus. La distancia del corazón a la cabeza es de ocho metros y el corazón no podría proporcionar el riego sanguíneo necesario. Pero no es lo mismo con el tiranosaurio, un animal más pequeño. En su caso, la distancia del corazón a la cabeza no llega a los dos metros, y su corazón podía tener una capacidad de bombeo tres veces superior a la del ser humano. Estoy convencido de que el macho podía mantenerse erguido”. Aunque con respecto a la postura del diorama, reconoce que: “Está un poco forzada, para que el público aprecie la imagen con claridad; por eso, la actitud del macho resulta algo antinatural”.



Ver más