¿Y qué dicen las especies marinas de las prospecciones petrolíferas?

Llevan tiempo observando cómo su paz se ve amenazada. En 2012, los cetáceos de la zona oriental de Fuerteventura y Lanzarote oyeron cómo una serie de ruidos se propagaban en su entorno…

Marta García - 11/08/2014

Te puede interesar...

Hace dos años comenzaba en Canarias la fase sísmica de la investigación petrolera, aquella que evalúa la posibilidad de hallar petróleo en el subsuelo mediante cañonazos de aire que hacen vibrar el subsuelo y emiten una onda diferente en función de si hay fluidos o no.

El nivel de ruido alertó a los cetáceos, pero ¿tanto como para dañar su existencia? El US National Marine Fisheries Service de Estados Unidos establece el nivel sonoro de seguridad para estos animales en 180 dB. A partir de este umbral, puede provocarles importantes daños, e incluso la muerte. En el caso de los sondeos sísmicos, las actividades que desarrollan las petroleras emiten entre 215 y 265 dB.

Para averiguar cuánto supone este valor en el agua hay que restar 62 dB. En la fase de prospección también hay los lodos y vertidos que alteran su hábitat.


Ver más