ONCOLOGÍA

Nanopartículas para destruir células tumorales

Es un avance que también podría aplicarse al VIH y la hepatitis

Juan Scaliter - 17/04/2017

Nanopartículas para destruir células tumorales
Corte transversal de la nanopartícula. En amarillo el “pegamento” que le permite adherise a las células T. En rojo, el polímero que lleva los genes al núcleo. Crédito imagen: Cognition Studio

Un grupo de investigadores del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson han desarrollado nanopartículas biodegradables que permitirían reprogramar genéticamente células inmunitarias para reconocer y destruir células cancerosas, sin provocar daños en células sanas.
En un estudio publicado en Nature Nanotechnology, el equipo dirigido por Matthias Stephan, demostró que las células inmunitarias (células T) programadas con nanopartículas, pueden eliminar o retrasar la progresión de leucemia en ratones.

"Nuestra tecnología es la primera que conocemos para programar rápidamente las capacidades de reconocimiento de tumores de las células T sin extraerlas para manipularlas en laboratorios – explica Stephan en un comunicado – . Las células reprogramadas comienzan a funcionar a las 24 a 48 horas y continúan produciendo estos receptores durante semanas. Esto sugiere que nuestra tecnología tiene el potencial para permitir que el sistema inmunológico desarrolle rápidamente una respuesta lo suficientemente fuerte para destruir las células cancerosas antes de que la enfermedad se convierte en fatal”.

Aunque este método de programación de células T todavía no ha alcanzado su fase clínica, Stephan imagina un futuro en el que las nanopartículas transformen las inmunoterapias basadas en células, ya sea para el cáncer u otras enfermedades, con un tratamiento fácil de administrar. Este avance hace que la reprogramación de las células T tenga lugar dentro del cuerpo, creando un ejército potencial de "asesinos en serie" en apenas días.

"Esperamos que esto pueda ser utilizado para enfermedades infecciosas como la hepatitis o el VIH – concluye Stephan –. Este método puede ser una forma de proporcionar receptores específicos a los pacientes que no los tienen en su propio cuerpo. Sólo se necesita un pequeño número de células T programadas para protegerse contra un virus”.


Comentarios

Publicidad