NEUROBIOLOGÍA

Los murciélagos aprenden el lenguaje de sus compañeros de nido

Es un hallazgo de un reciente estudio centrado en la evolución del lenguaje

Juan Scaliter - 01/11/2017

Los murciélagos aprenden el lenguaje de sus compañeros de nido
De acuerdo con el estudio, son sus “amigos” y no sus madres, quienes más influyen en el dialecto elegido. Crédito imagen: Oasalehm

Un grupo de investigadores, liderados por Yossi Yovel, de la Universidad de Tel Aviv, ha estudiado el comportamiento de los murciélagos, desde su nacimiento, para comprender mejor la evolución del lenguaje de estos animales. Para la investigación, el equipo recurrió a 14 crías, con sus madres, y las colocó en tres colonias diferentes. En estas colonias artificiales, los científicos usaron altavoces que reproducían tres grabaciones de vocalizaciones de murciélagos diferentes. Los grupos fueron expuestos a estos “dialectos diferentes” de los que emitían sus madres durante un año. El equipo de Yovel señala que el estudio, publicado en PLoS Biology, ofrece una idea de los orígenes evolutivos de la adquisición del lenguaje, cuestionando la singularidad de esta habilidad en los seres humanos.

"La capacidad de aprender las vocalizaciones de los demás es extremadamente importante para la adquisición del habla en los humanos – explica Yovel en un comunicado –, pero se cree que es rara entre los animales. Muchos expertos creían que esto es lo que hacía que el lenguaje humano fuera único. Los modelos animales más comunes para estudiar este "aprendizaje vocal”, son las aves cantoras, que aprenden canciones de tutores específicos. Los investigadores suelen recalcar que un pájaro aprende a cantar de uno de sus padres, pero hemos demostrado que los murciélagos escuchan y aprenden de una colonia entera, formada por varios cientos de murciélagos, no solo de sus padres. En otras palabras, los murciélagos jóvenes recogen el dialecto vocalizado por sus compañeros de nido. La diferencia entre las vocalizaciones de la madre murciélago y las de la colonia es similar a un acento de Londres y, por ejemplo, un acento escocés. Los cachorros escucharon el dialecto" londinense "de sus madres, pero también escucharon el dialecto" escocés” y finalmente fue el que adoptaron, hasta para comunicarse con sus madres”.
El próximo paso es analizar de qué modo la adquisición de un nuevo dialecto influye en la capacidad de los murciélagos para integrarse en nuevas colonias


Comentarios

Publicidad