ETOLOGÍA

Los delfines y las ballenas tienen “culturas” similares a las humanas

Así lo afirma un reciente estudio que analizó 90 especies de mamíferos marinos

Juan Scaliter - 16/10/2017

Los delfines y las ballenas tienen “culturas” similares a las humanas
A los delfines solo les faltó tener pulgares oponibles.

Un importante estudio, publicado en Nature Ecology & Evolution, ha relacionado la complejidad de la cultura y el comportamiento de los cetáceos con el tamaño de sus cerebros. Y la conclusión es que estos mamíferos tienen una cultura que se asemeja mucho a la humana
El estudio es el primero de su tipo que ha creado una base de datos del tamaño del cerebro de los cetáceos y  lo ha vinculado a sus comportamientos sociales. El equipo analizó información sobre 90 especies diferentes de delfines, ballenas y marsopas. Y los resultados mostraron exhiben, según sus autores, pruebas abrumadoras de que los cetáceos tienen rasgos de comportamiento social y cooperativo sofisticados, similares a muchos que se encuentran en la cultura humana.

El informe demuestra que estas características sociales y culturales están relacionadas con el tamaño del cerebro y con la expansión cerebral, también conocida como encefalización.
La larga lista de similitudes conductuales incluye muchos rasgos compartidos con humanos y otros primates, tales como:
    Relaciones complejas de alianza: trabajar juntas para beneficio mutuo.

    Transferencia social de técnicas de caza: enseñar a cazar y usar herramientas

    Caza cooperativa

    Vocalizaciones complejas, incluidos los dialectos grupales regionales: "hablar" entre sí

    Mímica vocal y 'silbidos característicos' exclusivos para las personas: utilizando el reconocimiento 'name'

    Cooperación interespecífica con humanos y otras especies - trabajando con diferentes especies

    Aloparental: cuidar a los jóvenes que no son suyos

    Juego social

“Como seres humanos – explica en un comunicado Susanne Shultz, autora principal del estudio –,  nuestra capacidad de interactuar y cultivar relaciones socialmente nos ha permitido colonizar casi todos los ecosistemas y entornos del planeta. Sabemos que las ballenas y los delfines también tienen cerebros excepcionalmente grandes y anatómicamente sofisticados y, por lo tanto, han creado una cultura marina similar. Eso significa que la aparente coevolución de los cerebros, la estructura social y la riqueza conductual de los mamíferos marinos proporciona un paralelo único y sorprendente a los grandes cerebros e hiper-socialidad de los humanos y otros primates. Desafortunadamente, nunca imitarán nuestras grandes metrópolis y tecnologías porque no evolucionaron con los pulgares oponibles ".
El equipo argumenta que los cerebros grandes son una respuesta evolutiva a entornos sociales complejos y ricos en información. Sin embargo, esta es la primera vez que estas hipótesis se han aplicado a los mamíferos marinos "inteligentes" en una escala tan grande.

“Esta investigación – añade Michael Muthukrishna, coautor del estudio –, no se trata solo de mirar la inteligencia de las ballenas y los delfines, también tiene importantes ramificaciones antropológicas. Para avanzar hacia una teoría más general del comportamiento humano, debemos entender qué hace que los humanos sean tan diferentes de otros animales. Y para ello, necesitábamos un grupo de control. Comparado a los primates, los cetáceos son un grupo de control más "extraterrestre".

“Los cetáceos tienen muchos comportamientos sociales complejos que son similares a los humanos y a los de  otros primates – concluye Kieran Fox, neurocientífico de la Universidad de Stanford, también implicado en la investigación –. Sin embargo, tienen estructuras cerebrales diferentes de las nuestras, lo que llevó a algunos investigadores a argumentar que las ballenas y los delfines no podían alcanzar mayores habilidades cognitivas y sociales. Creo que nuestra investigación muestra que este claramente no es el caso. En cambio, surge una nueva pregunta: ¿Cómo pueden patrones tan diversos de la estructura cerebral dar lugar a comportamientos cognitivos y sociales muy similares en diferentes especies?”.


Comentarios

Publicidad