CARDIOLOGÍA

Un tercio de las muertes se deben a enfermedades cardiovasculares

Así lo afirma un estudio realizado a lo largo de 25 años en todo el planeta

Juan Scaliter - 17/05/2017

Un tercio de las muertes se deben a enfermedades cardiovasculares
Cada año mueren 18 millones de personas en el mundo. Crédito imagen: Geralt

De acuerdo con un estudio publicado en Journal of the American College of Cardiology (JACC), entre 1990 a 2010, la tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares disminuyó a nivel mundial, pero en los últimos cinco años los avances se han ralentizado. En 1990, había alrededor de 393 muertes por enfermedades cardiovasculares cada 100.000 personas. En 2010 la cifra descendió a 307 muertes  y en 2015 el promedio era de 286 muertes por 100.000. En total, más de 18 millones de muertes en todo el planeta, un tercio del total.
El documento se basa en el estudio más reciente sobre la Carga Global de la Enfermedad (GBD por sus siglas en inglés), un consorcio internacional de más de 2.300 investigadores en 133 países.
“Es una amenaza para la salud global – señala Gregory Roth, autor principal del estudio –. Las tendencias en la mortalidad por enfermedades cardiovasculares ya no están disminuyendo para las regiones de ingresos altos y los países de ingresos bajos y medios también están viendo más muertes relacionadas con estas dolencias. las enfermedades cardiovasculares”.

Según el informa, los países con mayor número de muertes cardiovasculares, según el tamaño de la población, se encuentran en Europa Oriental, Asia Central, Oriente Medio, América del Sur, África Subsahariana y Oceanía. Además, las fuertes caídas experimentadas por los Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Corea del Sur y países de Europa Occidental durante las dos últimas décadas, han comenzado a disminuir y estabilizarse.
Las tasas de mortalidad por ECV más altas se dieron en países como Irak, Afganistán y muchas naciones insulares del Pacífico Sur. Las tasas más bajas fueron en Japón, Andorra, Perú, Francia, Israel y España.
"Este documento es la manifestación de dos paradojas – señaló el editor del JACC, el español Valentín Fuster – . En primer lugar, seguimos discutiendo cuánto hemos progresado entre nuestra subespecialidad, pero la paradoja es que esta enfermedad sigue siendo el asesino número 1. La segunda paradoja es que la medicina sigue siendo muy costosa, sin embargo no ponemos esfuerzos en promover la salud a edades más tempranas, lo que podría ser un método rentable para prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares. En lugar de eso, seguimos invirtiendo sólo en el tratamiento de sus manifestaciones avanzadas”.
Global, Regional, and National Burden of Cardiovascular Diseases for 10 Causes, 1990-2015


Comentarios

Publicidad