BIOLOGÍA MARINA

La sorprendente inteligencia social de los tiburones

Su red social se mantiene inalterada aunque varios miembros dejen el grupo y son capaces de aprender a evitar ser capturados

Juan Scaliter - 15/03/2017

La sorprendente inteligencia social de los tiburones
Comprender cómo se comportan los animales en su grupo ayudará en las tareas de conservación. Crédito imagen: Lauric Thiault

“Puede resultar sorprendente que los tiburones también tengan redes sociales – explica Culum Brown, responsable del reciente estudio en un comunicado –. Durante algún tiempo se suponía que los tiburones mostraban alguna forma de estructura social sólo en situaciones particulares como el apareamiento, la alimentación o las migraciones. Pero pese a que su estructura social no es tan compleja como la de algunos mamíferos, los tiburones pueden exhibir una afinidad entre sí”.
Para descubrir esta red social, un equipo de investigadores de la Universidad Macquarie y el Centro de Investigación Insular y Observatorio del Medio Ambiente, examinaron una población de tiburones de punta negra (Carcharhinus melanopterus) en la Polinesia Francesa. Los resultados, publicados en Biology Letters, demostraron que estos escualos forman sólidas redes sociales que no se ven afectadas cuando varios miembros, hasta el 50%, dejan el grupo.

“ Estos animales – añade Johann Mourier, co-autor del estudio – tienen una importante relación con otros tiburones en su red, por lo que un gran número de ellos pueden desaparecer del grupo antes que este se rompa. Este es un signo de una sociedad resiliente".
De acuerdo con los autores, el papel que un único tiburón desempeña en su grupo ayuda a mantener la cohesión social y puede mejorar la resistencia de los tiburones a las perturbaciones ambientales y la influencia humana.
Además los investigadores también observaron que los tiburones ya capturados eran cada vez más difíciles de capturar nuevamente, ya que evitaban los aparejos de pesca. Esto tiene implicaciones para las estimaciones del tamaño de la población basadas en metodologías de marca y recaptura. “La capacidad del tiburón para aprender de las experiencias negativas anteriores – concluye Mourier – genera un grupo más resistente a la eliminación de la pesca. Este estudio destaca la complejidad de las relaciones entre los individuos en su entorno natural y sugiere que los responsables de políticas de conservación, necesitan replantearse su enfoque, teniendo en cuenta que cada individuo desempeña un papel diferente en las relaciones sociales y por lo tanto influye en la resiliencia de la población”.


Comentarios

Publicidad