"La dieta macrobiótica no tiene ningún rigor científico"

Una nutricionista nos explica que produce déficits de vitaminas y minerales

Aurora Ferrer | @auroraferrer - 17/06/2015

"La dieta macrobiótica no tiene ningún rigor científico"
Captura de pantalla del taller de macrobiótica impartido en Masterchef.

En el conocido programa Masterchef ayer realizaron un taller sobre cocina macrobiótica y vegetariana que a más de uno dejó con la boca abierta. Y no precisamente en el buen sentido. Ana López, del restaurante y ecotienda Biótika, explicaba a los jóvenes cocineros las bondades de una dieta basada en el Ying y el Yang. Según informó ante millones de espectadores, con esta dieta se puede recuperar la salud comiendo alimentos equilibrados y cuidando la dieta. Algo que, según hemos podido comprobar al hablar con un experto, falta a la verdad.

Para resolver nuestras dudas hemos contactado con Irene Zamora, nutricionista de la clínica Medicadiet, a quién hemos entrevistado con el fin de que aporte algo de claridad a un tema tan delicado como son las dietas.

Pregunta: ¿En qué consiste una dieta macrobiótica?

Respuesta: Es un conjunto de normas y doctrinas orientadas a conseguir un estilo de vida saludable. En algunas ocasiones es utilizada como método de adelgazamiento, pero no existen evidencias científicas que demuestren sus beneficios ni que sea adecuada para adelgazamiento. 

La dieta macrobiótica agrupa los alimentos en dos categorías: pasivos (Ying) y activos (Yang), y supone que manteniendo un equilibrio entre estos dos grupos se asegura una vida larga y sin enfermedad. Consta de diferentes etapas, y a medida que va avanzando, la dieta se va haciendo más estricta y va eliminando grupos de alimentos, pudiendo llegar incluso a una última etapa en la que únicamente se consumen granos de cereales triturados, incluso restringe drásticamente el consumo de agua, por lo que puede causar graves problemas.

P: Científicamente y en lo concerniente a la salud ¿tiene algún rigor?

R: No tienen ningún rigor científico, además, al ser tan restrictiva,produce déficits de vitaminas y minerales. El aporte de proteínas es de baja calidad, y en la última etapa de esta dieta ni siquiera se contempla el consumo de proteínas, éstas son indispensables por su papel estructural y regulador en el organismo.

Hay una fase estándar, similar a una dieta vegetariana, que puede llegar a ser equilibrada aunque aun así provocar déficits de vitamina B12, calcio, hierro y zinc. En esta fase, para cubrir las necesidades proteicas, habría que vigilar la combinación de alimentos.

P: ¿Tiene riesgos para la salud este tipo de dieta? ¿Y beneficios? 

R: Tiene riesgos para la salud ya que conlleva un déficit de nutrientes (como son las proteínas) y de micronutrientes (vitaminas y minerales), que debería ser cubierto con suplementos externos, que tampoco están permitidos en esta dieta. Esta situación se ve agravada por la restricción hídrica. Tampoco hay beneficios demostrados científicamente para este estilo de vida.

P: ¿Se puede comparar con la dieta mediterránea o es incomparable?

R: No se puede comparar con la dieta mediterránea, ya que esta se caracteriza por un consumo equilibrado de todos los grupos de alimentos, precisamente para asegurar que se cubren las necesidades de nutrientes y micronutrientes, y así conseguir el normal funcionamiento de nuestro organismo. De hecho, en Medicadiet la clasificamos como una 'dieta milagro'.

Irene Zamora es Diplomada en Nutrición Humana y Dietética, licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y titulada en Aptitud Pedagógica por la Universidad de Granada. 

Tags: dietas.

Comentarios

Síguenos también en...