BIOLOGÍA

La ciencia revela como tendría que haber sido de verdad Buscando a Nemo

Cuando la hembra muere, el macho cambia de sexo y hasta es capaz de poner huevos

Juan Scaliter - 17/07/2017

La ciencia revela como tendría que haber sido de verdad Buscando a Nemo
Tampoco es como para poner esa cara Marlin…¿o deberíamos llamarte Marylin?

En la película Buscando a Nemo, una barracuda come a una hembra de pez payaso que poco tiempo atrás había desovado. La barracuda también devora casi todos los huevos, excepto aquel en el que se encontraba Nemo. Su padre Marlin, sobrevive al ataque, pero al poco tiempo Nemo es capturado por unos submarinistas y Marlin atraviesa el océano para rescatarlo.
Los peces payaso viven en climas tropicales, ocultos en las anémonas donde permanecen toda su vida. Los machos tienden a cuidar los huevos (son padres muy implicados), mientras que las hembras actúan como guardias de seguridad, vigilando el entorno para señalar la presencia de depredadores, emitir llamados de advertencia e incluso lanzar ataques.

Ahora un grupo de científicos, liderados por Suzanne Mills y Ricardo Beldade, han presentado un estudio que aporta un giro inesperado a la historia: quien rescata a Nemo no es su padre, sino su madre…O su padre que ahora es hembra. O una hembra que antes era su padre…o algo así. De acuerdo a los expertos, cuando la hembra pez payaso (más grande que el macho) muere, su pareja se convierte en hembra para proteger su territorio y hasta puede poner huevos.

Los expertos han analizado, durante varios años, los cambios conductuales, fisiológicos y hormonales en el pez payaso en la Polinesia Francesa y presentaron sus resultados en el Simposio del 50 Aniversario de la Sociedad de Ictiología de las Islas Británicas.
"Los peces payaso – explica Mills en un comunicado – no se mueven de la anémona durante toda su vida. El individuo más grande es la hembra, y si esa hembra muere, el macho - el papá de Nemo - cambia de sexo y se convierte en una hembra reproductiva. Así que cuando Nemo finalmente vuelve a su anémona al final de la película, en realidad se encuentra con su madre. Este cambio se produce en pocas semanas. Estamos investigando cómo todas estas características se ven afectados por el cambio climático y otros cambios inducidos por el hombre, como el ruido del motor de los barcos”.
Las hembras de esta especie son capaces de enfrentarse a un tiburón, según Mills, para proteger su territorio.

 

Crédito: Suzanne Mills


Comentarios

Publicidad