ASTRONOMÍA

La galaxia tímida

Apenas se vislumbra, pero su estudio ha sido posible gracias al uso de potentes telescopios. 

Juan Scaliter - 08/08/2018

La galaxia tímida
Imagen de la galaxia NGC 5018, apenas visible en el centro de la imagen. Crédito: ESO/Spavone et al.

El VLT Survey Telescope (VST) fue diseñado para ofrecer a los astrónomos detallados análisis  encuestas astronómicos del hemisferio sur. Pero al mismo tiempo que obtenían información sobre las galaxias distantes, a millones de años luz de la Tierra, también capturaron imágenes de estrellas cercanas, a cientos de años luz e incluso los débiles rastros de asteroides a solo minutos luz de distancia.

Ahora la potencia de este telescopio ha permitido a un equipo liderado por Marilena Spavoneestudiar una colección de galaxias elípticas visibles desde el hemisferio sur.

Una de estas galaxias es NGC 5018, la galaxia de color blanco lechoso cerca del centro de la imagen. Se encuentra en la constelación de Virgo y al principio puede parecerse a una mancha difusa. Pero, en una inspección más cercana, se puede ver una tenue corriente de estrellas y gas, una cola de marea, que se extiende hacia afuera desde esta galaxia elíptica. Las características galácticas delicadas, como las colas de marea y las corrientes estelares, son propias de las interacciones galácticas y proporcionan pistas vitales sobre la estructura y la dinámica de las galaxias.

Además de las muchas galaxias elípticas (y algunas en espiral) en esta notable imagen de 400 megapíxeles, se pueden observar una colorida variedad de brillantes estrellas en primer plano en nuestra propia Vía Láctea. Menos prominentes, pero no menos fascinantes, son las débiles huellas dejadas por los asteroides en nuestro propio Sistema Solar.



Ver más