TECNO MEDICINA

Un smartphone para ver tu cerebro por dentro

Permite enviar las imágenes en directo a cualquier lugar del mundo.

Juan Scaliter - 13/03/2018

Un smartphone para ver tu cerebro por dentro
Neuroendoscopía realizada a un niño de 6 meses con la nueva tecnología. Crédito imagen: American Association of Neurological Surgeons

Los teléfonos inteligentes han cambiado la forma en que vivimos. Nos conectan con todo el mundo a través de mensaje de texto, voz e imágenes, nos adelantan el clima y los patrones de tránsito que enfrentaremos en nuestro camino hacia el trabajo. Y ahora hay que agregar una nueva capacidad: la ayuda en cirugías complejas. La neuroendoscopia es un procedimiento neuroquirúrgico mínimamente invasivo realizado en casos seleccionados para corregir la hidrocefalia, eliminar tumores, tratar enfermedades vasculares y otros trastornos.

Se trata de un procedimiento que generalmente resulta menos doloroso, tiempos de recuperación más cortos y menos cicatrices que la craneotomía (cirugía abierta). Durante el procedimiento neuroendoscópico, se inserta un neuroendoscopio rígido o flexible a través de una pequeña incisión en el cráneo, la nariz o el techo de la boca y se lo traslada al sitio quirúrgico planificado en el cerebro. El neuroendoscopio contiene una fuente de luz para iluminar el campo quirúrgico, una lente para ampliar y una cámara, que envía imágenes a un monitor de video cercano para que los cirujanos puedan ver dónde y qué están interviniendo. El neuroendoscopio también contiene canales y puertos a través de los cuales los cirujanos pueden insertar y maniobrar instrumentos endoscópicos e irrigar el sitio quirúrgico.

En un artículo publicado en Journal of Neurosurgery, un equipo liderado por Mauricio Mandel, describe cómo han logrado unir un dispositivo de endoscopía con un teléfono móvil para usarlo en neurocirugía mínimamente invasiva. Los autores señalan que el dispositivo es fácil de usar, eficiente, rentable y una excelente herramienta de aprendizaje para neurocirujanos menos experimentados.

El equipo de Mandel  llevó a cabo unas 42 cirugías en otros tantos pacientes utilizando un teléfono en la parte frontal del neuroendoscopio mediante un adaptador. La imagen era visible a través de la pantalla del dispositivo y se podía transmitir tanto a un monitor, para que puedan verla fuera de la sala de operaciones, como, por medio de la red Wi-Fi a un monitor de video ubicado en cualquier otro lugar y  grabarse para fines de revisión y enseñanza. Por si fuera poco, las imágenes se pueden manipular en tiempo real utilizando las funciones de la cámara en el teléfono.



Ver más