Quoriosidad

¿Pesamos más con la luz encendida o a oscuras?

La energía que la luz proyecta sobre cualquier objeto contribuye al efecto de la gravedad

Redacción Quo - 29/03/2016

¿Pesamos más con la luz encendida o a oscuras?

Si proyectásemos nuestra sombra sobre una báscula, esta no marcaría nada. Lógico, ¿cómo va a pesar una sombra?, pensarán muchos de ustedes. Y tendrían toda la razón, una sombra no pesa nada. Pero, ¿y la luz? Técnicamente, tampoco. Pero si que influye en el peso de los objetos.

Hay que tener en cuenta que, en realidad, el peso de una persona y un objeto es la fuerza de atracción que nuestro planeta ejerce sobre nosotros hacia su centro. Y se da el caso de que la luz está formada por fotones que, aunque no tiene masa, si generan energía, presionando y empujando los cuerpos a los que golpean, lo que contribuye a aumentar el efecto de la gravedad, aunque sea de forma imperceptible.

Evidentemente, esa presión es infinitesimal. Fue el físico ingles James Clerk Maxwell, quien formuló en el siglo XIX las ecuaciones que predicen la presión de la luz, que fueron confirmadas experimentalmente en 1903. Y el resultado es que esa fuerza ejercida por la luz es aproximadamente de 0.000000001 libras, la mitad de la mil millonésima parte de un kilogramo.

Lo que se deduce de lo anterior es que, si nos da la luz, tendremos un peso infinitesimalmente superior, al que tendríamos estando completamente a oscuras. Por supuesto, ese peso resulta insignificante en el caso de las personas o los objetos individuales. Pero la cosa cambia si se trata de superficies muy extensas.

Así, se calcula, por ejemplo, que una ciudad de las dimensiones de Chicago, pesa unos 140 kilos más durante una jornada soleada que durante la noche. Y, se estima que la Península Ibérica es unas 131 toneladas más pesada durante el día que tras la caída del Sol.

Y este curioso fenómeno adquiere aún más importancia en el caso de los viajes espaciales. Por ejemplo, cuando la sonda espacial japonesa Hayabusa se acercó al asteroide Itokawa en 2005, la presión de la luz era igual al 1% del empuje del motor de la sonda, y tuvo que ser tenido en cuenta para que la nave pudiera orbitar cerca del asteroide sin problemas.


Comentarios

Publicidad
Síguenos también en...